Fuego de amor (vals)

Fuego de Amor  (Vals)

 

Tu encendiste tu encendiste un pecho

un volcán  un volcán  que amor se llama

ese fuego ese fuego que me inflama

va creciendo va creciendo mas y más

esa llama esa llama  que perdura

me destroza fieramente el corazón

y yo vivo adorando tu hermosura

que consuela el volcán de mi pasión.

No me olvides amor mío no

ten confianza ten confianza siempre en mi

tu eres mi dueña por ti suspiro yo

nunca olvides que tan solo pienso en ti.

Ya no cuento y es tan grande mi pasión

poco a poco me destroza mi existir

y a mi alma despedaza una gran sufrir

tras la muerte que morir será  mejor.

estoy y es tan triste para mi

verme así sin tu cariño y sin amor

ni un consuelo que mitige mi dolor

que la muerte ha de tentar este sufrir

Letra y Música: Hilario Cuadros

Desde Guaymallen (vals)

Desde Guaymallen   (vals)

Esta noche poblada de luz

con su luna de plata preciosa

Buenos Aires me acuna amorosa

porque de Mendoza le vengo a cantar.

Para usted señorita porteña

la única dueña de mi inspiración

yo le traigo un rojo clavel

y la blanca rosa desde Guaymallen.

Más por eso perdóneme usted

si mis trovas la ponen llorosa,

no humedezca con llanto mis  rosas,

porque de Mendoza la vienen a ver.

Serán su dama de compañía

que en ausencia mía le harán recordar

que un cuyano reclama su dueña

de trenza edeñas desde Guaymallen

 

Letra y Música: Iglesias- Gonzalez

prisionero del dolor (Vals)

Prisionero del dolor (vals)

Pobre de mi,

que ya no espero nada,

solo insistir tengo el alma destrozada

quiso el destino llevarte de mi lado

y preso del dolor vivo amargado

y preso del dolor vivo amargad

para que quiero seguir viviendo

si la muerte de mi te separo.

Tu recuerdo siempre esta

en mi pensamiento

y por la ausencia mucho es lo que sufro yo.

Recuerdo yo lo días de ventura

y triste estoy sin tu amor,

sin tu ternura.

Esos momentos tan dulces

que he vivido me llego

de amargor porque te has ido.

Letra  y Música: E. Tomasi

Rancho puntano (Vals)

Rancho puntano (Vals)

Perdido en  el monte de l campo puntano

rodeado de jarilla pichana y chañar

recorta sus flecos mi rancho muy viejo,

cual un estandarte del criollo lugar.

La luna se mira allá en la represa,

que siempre esta quieta pasando el corral, l

as cabras que saltan adentro e el chiquero

la soga se enrrolla encima el brocal

El pozo de balde de larga tirada

que hice de niño de tanto acarrear,

me encanta en las noches del cielo puntano,

canción de rondana y alegre chirriar.

La huerta de tuna madura sus frutos

y allá en la tranquera florece un cantar

entona mi padre en  linda tonada

que acuna en sus ramas el algarrobal.

Perdido en monte del rancho puntano

rodeado de jarilla pichana y chañar

recorta sus flecos mi  rancho muy  viejo

cuál un estandarte del criollo lugar

Mi rancho puntano  de aquí yo te canto

San Luis de mi vida que lejos que estas

por siempre te llevo prendido en mis brazos

en vez de guitarra quisiera llorar

 

Letra y Música: Hnos Arce  y Ruben E. Segura

San Juan de mis amores (Vals)

San Juan de mis amores (Vals)

San Juan como recuerdo

tus calles empedradas

en tardes perfumadas

mil veces recorría

San  Juan de mis amores

veredas angostitas

de casa muy bajitas

donde feliz viví.

Que noche de nostalgias

mi alma esta muy sola

cantores y guitarras

ya no se escuchan mas

hoy pueden adornarte

con grandes avenidas

pero siempre en mi vida

serás  San Juan San Juan.

San Juan estoy mirando l

as calles de mi barrio

que añoro  entristecido

tu estilo colonial,

San Juan estoy llorando

aquel pasado hermoso

que nunca,nunca,  nunca

mi alma olvidara

 

Letra y Música: Felix Blanco

Mascotita de marfil (vals)

Mascotita de marfil (vals)

Pasaste por mi lado  como una nube blanca

preciosa de mi ensueño  cual mística visión

rosando con mis alas angelical mi frente

me diste dulcemente con besos de pasión

por eso de entonces mas bello veo el mundo

a veces cuando me hundo en la meditación

yo se que estas muy cerca de mi con tus encantos

y que me quieres tanto como te quiero yo

Figurita linda de porcelanita mascotita rubia de puro marfil

perfume de oriente bálsamo divino

que en un barrio chino yo te conocí

por tu ojos verdes y al mira hechiza

y se divinizan escuchan mi canción

del altar sagrado tu serás la diosa

y la amante esposa de mi corazón

Si quiero verte tus ojos contemplo la estrellas

si quiero ver tu cara radiante esta en el sol

y la dulzura eterna que tiene tu sonrisa

la veo con la brisa que es populo de amor

como tu almita blanca son puros lo azahares

y son tus pensamiento eterno amanecer

alegre primaveras no acallen tu cantares

brindemos a la vida, cantemos un placer

Figurita linda de porcelanita mascotita rubia de puro marfil

perfume de oriente bálsamo divino

que en un barrio chino yo te conocí

por tu ojos verdes y al mira hechiza

y se divinizan escuchan mi canción

del altar sagrado tu serás la diosa

y la amante esposa de mi corazón.

Letra y Música: J. Castillo y R. Giovanazzi

.

Cuando no tengas nada (vals)

Cuando no tengas nada  (Vals)

Cuando no tengas nada, en este mundo incierto

y vuelen desatados lo que lleve el dolor

arrasando tu mente huracanado viento

no olvides que en tu pecho te queda un corazón,

no olvides que en tu pecho te queda un corazón.

Cuando en las noches tristes que tiene el desconsuelo

sin luna y sin estrella, se nuble tu razón

no olvides que el torrente del mar embravecido

en las playas serenas, flores de espuma son.

por eso aunque no quieras, el tiempo será un día

el mismo que  hoy te apena en pos de sinsabor

en tu pupilas tristes habrá otra más serena mirada

que contemple lo fue  la pasión mirada

que contemple lo que la pasión.

Cuando en las noches tristes que tiene el desconsuelo

sin luna y sin estrella, se nuble tu razón

no olvides que el torrente del mar embravecido

en las playas serenas flores de espuma son.

Letra y Música: G.  Arbós y R. Narvaéz

 

La Monjita (vals)

La Monjita  ( vals)

Lo cirios refulgen sus luces doradas,

las flores perfuman encima el altar

y un velo de novia de gasas aladas

espera la novia que va a desposar.

No tiene la novia su amante terreno,

no tiene la novia su amante carnal,

es Cristo el que espera la flor de su seno

y es nube de inciensio el lecho nupcial.

Formando el cortejo de negro tocadas,

alas siervas de Cristo esperan llegar

a la blanca novia, y están sus miradas

suspensas y graves con dulce mirar.

Las filas se abren y el órgano, grave,

modula en su canto la voz de dios,

la novia de Cristo, con temblor de ave,

ofrece sus trenzas que un ángel tejió.

Con áureas tijeras las trenzas cercenan

y cubre la frente con negro mantón,

la música canta, las campanas suenan

y hay más de un sollozo dentro del corazón.

Consagrada al cielo se va la monjita,

adiós dijo al mundo y a todos adiós,

mientras que de hinojo una viejecita

solloza: ¡adiós, hija, para siempre adiós!

Letra :  Augusto A. constatt

Música: H. cuadros

 

Soy un zorzal (Vals)

Soy un zorzal  (vals)

Soy un zorzal, prisionero y cantor

que te dedica el trinar son este humilde zorzal

que ha venido implorar un poquito de amor.

Quiero que tu corazón

sea un nido de amor

quiero en tu corazón albergar mi pasión.

Quiero pedirte mi vida

que cures la herida  de tu trovador.

Dame a beber de tus labios en flor

para mi vida endulzar

y así por siempre serán dueña

de este zorzal que tu amor cautivo.

Letra y Música: Hilario Cuadros

Campanitas de Santo Domingo (Vals)

Campanitas de Santo Domingo (Vals)

Campanitas de Santo Domingo

que nostalgias me das al sonar

cuantas veces

tu son esperado

anhelante de verla pasar

se marchó

tu la llamas como antes

y yo ni un instante

la puedo olvidar.

Campanitas te acuerdas

que dulce mirar

que radiante y hermosa

solía llegar

que al juntar sus manitas divinas

y orar

otra virgen preciosa

adornaba el altar.

Campanitas te acuerdas

del día fatal

cuando dijo con otro

debía casar

sollozando

me quiso tal vez expresar

los humildes no deben amar.

Al partir me dejó su mantilla

empapada de llanto y amor

yo besé

campanitas sus manos

inundadas de extraño calor

desde entonces

tu son me entristece

tal vez si enmudeces

se alivie el dolor.

 

Letra:  Rafael Laborda

Música;  José Zabala